SE PRESENTAN, EN EL III CURSO GEIDIS, LOS DATOS DEL REGISTRO NACIONAL DE DISPLASIA BRONCOPULMONAR CON INFORMACIÓN DE 1.800 PACIENTES


El riesgo de displasia broncopulmonar grave en prematuros disminuye un 7% por cada semana de gestación en el útero


El 98,6% de los pacientes con displasia broncopulmonar (DBP) en España son bebés nacidos prematuramente, habiendo nacido en su gran mayoría (el 82%) antes de las 29 semanas de gestación. Estos son algunos datos del registro del Grupo Español de Investigación en Displasia Broncopulmonar (GEIDIS) presentados en el III Curso GEIDIS, evento que han seguido el 12 de noviembre de 2020 alrededor de 300 profesionales de manera virtual. Esta enfermedad, la cual constituye la secuela más frecuentemente asociada a la prematuridad, está caracterizada por una insuficiencia respiratoria originada por el cese del desarrollo pulmonar y vascular pulmonar en una fase muy precoz.


“Dirigido por el doctor Manuel Sánchez Luna, jefe del Servicio de Neonatología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, el Registro GEIDIS ha recopilado información de 1.782 pacientes entre 2016 y 2020 de un total de 66 centros aportando una valiosa información sobre el perfil clínico de los pacientes y de las características de esta enfermedad en España. El proyecto cuenta con el apoyo de la Fundación Instituto para la Mejora de la Asistencia Sanitaria (Fundación IMAS).


Nuevas evidencias del perfil de pacientes y de la DBP


La edad gestacional más frecuente de los pacientes con DBP es 27 semanas y su peso se sitúa en torno a los 890 gramos. En cuanto a los grados de displasia, predomina la más leve que es de tipo 1 (56,3%), seguida de la DBP tipo 2 (23,8%) y DBP tipo 3 (21,7%). La mortalidad global de los pacientes incluidos en el registro es de un 1,4%, siendo significativamente mayor en la DBP tipo 3 (4,1%).


La proporción de formas más graves de DBP aumenta a menor edad gestacional, alcanzando la de tipo 3 el 29,4% de los pacientes nacidos con menos de 26 semanas de gestación. También hay una asociación entre sexo varón e incidencia de DBP, siendo varones el 61% de los pacientes con DBP de tipo 3. Los bebés con este grado de enfermedad registraron 4,5 veces más morbilidad respiratoria en el primer año de vida que los que tenían DBP tipo 1, y 2,03 veces más que los que presentaban DBP de tipo 2. De esta manera, tuvieron una mayor necesidad de ingreso, sintomatología respiratoria, más necesidad de tratamiento respiratorio de base y visitas a urgencias por causa respiratoria.


"Los bebés con displasia broncopulmonar de tipo 2 y 3 son los que pueden tener un crecimiento de sus pulmones más comprometido y presentar en el futuro una reducción de su capacidad respiratoria”, ha explicado el Dr. Manuel Sánchez Luna, quien es también presidente de la Sociedad Española de Neonatología. “En estos casos es muy importante evitar el contacto con tóxicos como es el humo del tabaco, mantener la lactancia materna de su propia madre el mayor tiempo posible y prevenir las infecciones respiratorias en los dos primeros años, sobre todo las producidas por el Virus Respiratorio Sincitial", ha añadido.


Los datos del registro GEIDIS han puesto de manifiesto que la incidencia de DBP 2 y 3 se reduce en al menos un 7,3% por cada aumento en semana gestacional. Sin embargo, este efecto deja de ser significativo cuando se tiene en cuenta el tiempo de exposición a ventilación mecánica, la cual se asocia a un aumento de al menos un 5,4% en la incidencia de formas más graves de DBP por cada día de ventilación mecánica. “Por lo tanto, es necesario que cuando uno de estos pequeños bebés precise un equipo de ventilación invasiva se le administre con las mejores condiciones de protección pulmonar en centros con gran experiencia en el manejo de estas modalidades de ventilación”, explica el neonatólogo.


Más novedades del III Curso GEIDIS


Además de la presentación de los datos del registro de la mano de la Dra. Cristina Ramos, neonatóloga del Hospital Gregorio Marañón, en el III Curso GEIDIS se conocerán las últimas evidencias relacionadas con la DBP de la mano de diferentes expertos nacionales e internacionales. Una de las ponencias más relevantes será la del Profesor Eduardo Bancalari -jefe de Servicios Neonatales del Jackson Memorial Hospital y uno de los mayores expertos mundiales en DBP-, quien explicará las novedades en el diagnóstico y clasificación de esta enfermedad.


Por otro lado, la Dra. Almudena Alonso-Ojembrarrena, neonatóloga experta en cuidados intensivos neonatales del Hospital Puerta del Mar de Cádiz, hablará del uso de la ecografía pulmonar en el diagnóstico de la DBP, una gran innovación no invasiva diagnóstica en la cual la doctora es un referente internacional.


La Dra. Beena Sood, Profesora asociada de Pediatría en el Wayne State University School of Medicine de Michigan, hablará de una nueva técnica de administrar surfactante a los recién nacidos de muy bajo peso como es la aerosolización, método que su equipo ha probado con éxito.


Se van a exponer, además, los resultados de dos grandes estudios nacionales liderados por el Dr. Antonio Moreno-Galdó, Jefe de la Unidades de Alergia, Neumología Pediátrica y Fibrosis Quística del Hospital Universitario Vall D’Hebron de Barcelona, y Santiago Pérez Tarazona, del Servicio de Neonatología del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia. Además, Javier de Miguel, jefe de sección de Neumología del Hospital Gregorio Marañón, revisará la situación actual del EPOC en nuestro país.


Por último, la Dra. Rosa Rodríguez, experta en infecciones por el virus respiratorio sincitial, hablará de la interacción de este virus con la pandemia COVID-19. “Nosotros todavía no tenemos datos suficientes para conocer la influencia del coronavirus en la displasia broncopulmonar, espero que nuestro registro GEIDIS nos clarifique esta interesantísima incógnita”, concluye Sánchez Luna.

Acceso al registro

Informe GEIDIS 2016-2020

Artículos de interés

Patrocinadores y entidades colaboradoras

Volver